SLIDER

miércoles, 4 de abril de 2012

Premio Shangay de novela

LA COLUMNA DE LA RUBIA.




Luego dicen que las rubias son tontas y que no les gusta leer....

Pues a la que ahora mismo vosotros leéis si que la gusta y bastante leer y sobre todo si es una novela como la de Javier, al cual conocí hará como unos cuatro años gracias a un amigo muy especial en un local de Chueca que cerro sus puertas hace ya varios meses, desde el principio me pareció alguien muy interesante...con un toque enigmático.
Pero ha sido gracias a su novela, cuando me he dado cuenta de lo gran escritor y lo fantástica persona que es...
Enhorabuena por el premio Javier y espero que lleguen muchos más...


Marta Carrera



Entrevista a Javier Martínez ganador del Premio Shangay por su libro La muerte no huele a nada.

Javier Martínez Madrid (Linares, 1981) es periodista y escritor, aunque no sabe bien si en ese orden. Escribir forma parte de su vida, tanto a nivel profesional como de ocio, y no la concibe sin el sonido del teclado del ordenador. El pasado mes de mayo publicó su primera novela, ‘La muerte no huele a nada’ (Gens Ediciones). Un trabajo que acaba de recibir el Premio Shangay 2011 a Mejor Libro LGTB del Año.
Escrita en primera persona, el protagonista de ‘La muerte no huele a nada’ se enfrenta al fallecimiento de Jonás, su ex novio, a causa del sida. Al mismo tiempo, de forma paralela, narra cómo fue la relación de pareja vivida entre ambos.
Javier asegura que aún tenía confianza en que ganaría el premio, ya que desde la publicación de la novela ha recibido un fuerte apoyo por parte de los lectores. Pero por otra, era consciente de que tenía rivales muy fuertes en su categoría. “Cuando en la gala de entrega dijeron mi nombre, lo que principalmente sentí fue tranquilidad. Estuve muy nervioso todas las horas previas, pero al saber que el premio era para mí esos nervios se esfumaron por completo. Me sentí realmente feliz”, afirma.
Ahora que ha pasado una semana desde ese momento, hemos tenido la oportunidad de hablar con él para que nos cuente detalles de su primera obra.

-¿Por qué nos recomendarías la lectura de tu libro?

‘La muerte no huele a nada’ es una novela que permite adentrarse en una realidad que para muchos es desconocida. Aunque en ella se tratan temas tan universales como el amor y la muerte, están abordados desde un punto de vista muy personal y cargado de realismo, que logra que el lector se cuele en la piel del protagonista y sienta sus emociones como propias.

-¿Te dio miedo publicar un libro en el que se unen tanto el amor y la muerte?

En absoluto. Ambos aspectos son parte de la vida y como tal hay que hablar de ellos con total naturalidad. El miedo también tiene una importante presencia en la novela, tanto como el amor y la muerte. Creo que si me hubiese dejado alcanzar por ese sentimiento, no habría escrito ni una sola página. Un día aprendí a escribir desde la valentía y no dejo opción a que sea de otra manera.

-En la novela, hay elementos que se repiten, tales como un microondas o un libro de recetas… ¿Podrías darme una receta para microondas?

La verdad es que, aunque parezca mentira, ahora no tengo microondas en casa. Por lo general siempre lo he usado para calentar, pero ahora ni eso. Así que no sabría decirte… Me quedo con la de la novela: “berenjenas rellenas de algo”.

-El personaje protagonista de tu novela viaja a Canarias en busca de respuestas, ¿realmente las encuentra?

Algunas sí y otras no. También encuentra respuestas que no iba buscando. Ese es el riesgo de querer saber, que a veces te encuentras con realidades que habrías preferido que quedaran ocultas. Personalmente, creo que siempre es mejor saber. Vivir como un avestruz no tiene demasiado sentido.

-¿Hay parte real y parte ficticia en tu novela?

Se trata de una obra de ficción, pero su escritura sí está desencadenada o inspirada por una historia personal que yo viví hace algunos años. Juana Márquez, escritora que presentó mi novela en Madrid, dijo algo con lo que dio en el clavo: “Esta novela está escrita desde la verdad, no desde la realidad”. Y tiene toda la razón.

-Háblame del personaje de la madre de Jonás...

Es un personaje clave en la novela que atraviesa una situación muy similar a la del protagonista. En muy poco tiempo le explotan varias noticias en la cara y finalmente su hijo fallece, prácticamente sin haber tenido opción a conocerle de verdad. Está tan necesitada de respuestas como el narrador.

-Otro elemento que destaca en la obra es el jersey a rayas de Jonás. ¿Es un escudo? ¿Qué esconde ese jersey?

En realidad no esconde nada. Es una forma de humanizar a la muerte, de acercarla a una realidad cotidiana. Además, el jersey contribuye a unificar los dos tiempos en los que se desarrolla la historia.

-Dicen que la opera prima de un autor, se basa muchas veces en experiencias propias... ¿Es tu caso?

Como te comentaba, yo viví una situación real que desembocó en la escritura de la novela. Más que experiencias propias, en ‘La muerte no huele a nada’ hay sentimientos propios.

-¿Seguro que la muerte no huele a nada?

Científicamente, no lo sé, pero en la novela, te aseguro que no. No huele, no suena, no se toca… Solo llega. Y ya.

-Con que nos sorprenderás en tu próximo libro....

De momento no tengo otro libro en mente. Estoy trabajando en un relato, pero aún es pronto para poder adelantar algo.




-Por último mándales un saludo a los lectores de nuestra revista, por favor.

Por supuesto que sí. Desde aquí os mando un fuerte abrazo a todos los lectores de www.rumore-rumore.es, que me consta que sois muchos. Y recordad, sea mi novela u otras obras, no dejéis nunca de leer.
http://jmartinezmadrid.com/

Marta Carrera

1 comentario:

  1. Maravillosa la entrevista. Muy buenas preguntas y mejores respuestas. No se podrían hacer estas preguntas sin haber leído antes la novela. Un trabajo muy bien hecho. Mi enhorabuena a ambos. (Dresán )

    ResponderEliminar

LA HORA DEL VERMUT