SLIDER

lunes, 7 de marzo de 2016

ENTREVISTA A EDUARDO GARCIA





12669497_1546281819033832_8273785044895010537_n

(...) En "Las almas perdidas", presenciamos la lucha de algunos clanes familiares por poseer la Hacienda más poderosa de Santa María de Clemente, un pueblo de la amazonia, alejado de toda civilización. En "Las fieras", vivimos el sabor amargo y despiadado del rencor y de la venganza, pero también la dulzura del amor verdadero. Ahora nos llega "El paraíso de los herejes", la tercera y última entrega de la trilogía, donde nos reencontramos con los personajes y revivimos sus rencores, sus ansias de poder, pero también sus debilidades y su lado más humano y vulnerable. "El paraíso de los herejes" es una novela pasional y oscura, que de manera sutil pero cruda, hace que seamos testigos de cómo el ser humano se enfrenta a sus peores miedos y de cómo reacciona ante ellos. Regresamos a este pueblo lleno de supersticiones. Espíritus del pasado son los testigos de lo que vivirán nuestros personajes en el final de esta trilogía. Las consecuencias de sus actos no se harán esperar, y los resultados de éstos no serán siempre como ellos lo esperaban. Nos lleva a preguntarnos si es siempre necesaria la venganza, si nos acerca a lo que alguna vez soñamos que podía ser nuestras vidas. Prólogo por el escritor José Luis Serrano. Foto y diseño de la portada por el artista Érrez Eras.

RMR—Finalmente nos traes la tercera entrega de la trilogía de "Las fieras". ¿Qué te llevó a hacer una trilogía?

EG—Cuando publiqué "Las fieras", nunca se me pasó por la cabeza que fuese una trilogía. Es más, cuando la escribí, lo hice como una especie de experimento. Fue un homenaje a las telenovelas más oscuras y míticas de los años setenta, con las cuales crecí. Además, sería la primera novela que publicaría sin editorial. Como ves, fue todo en un terreno totalmente novedoso para mí.
RMR—Pero con un buen resultado, por lo que tenemos entendido. Has estado en varias ocasiones entre los más vendidos de Amazon. 

EG—"Las fieras" ha sido hasta la fecha mi novela más vendida. Ninguna de mis novelas anteriores vendió tanto como mis queridas fieras, lo que me llenó de orgullo, de satisfacción. Sobre todo porque lo hice solo, sin el apoyo de una editorial. Es cierto que ya tenía seguidores de mis cuatro novelas anteriores a ella, más los seguidores de mi columna "La cuenta, por favor".


RR—¿Entonces, debido a ese éxito en ventas, decidiste hacer una trilogía?

EG—Decidí hacer una precuela, los personajes me lo pedían. Necesitaban saber su origen, de dónde venían. Suena raro, pero cualquier escritor entenderá que nuestros personajes cobran vida y nos exigen cosas. Fue entonces que escribí "Las almas perdidas", la precuela.
RR—Pero tus lectores querían más. Lo sé por los muchos comentarios que he podido leer en redes sociales. Y sobre todo a mi marido y a mis amigos más cercanos que están ansiosos por leer El Paraíso de los herejes.

EG—Mis lectores necesitaban saber qué le sucedió a los personajes de "Las fieras". Fue entonces cuando decidí convertirlas en trilogía. De ahí nació "El paraíso de los herejes", esta nueva novela que cierra la trilogía, y con la cual me despido de Santa María de Clemente, ese pueblo selvático que lleva tanto tiempo atormentándome.

RR—¿Por qué te atormenta?¿ Cómo es posible que los personajes de una novela puedan atormentar al autor?

EG—Porque son novelas muy intensas, tramas muy oscuras, personajes muy potentes. Los disfruto, sí, y mucho, pero se me aparecen en sueños y me hablan, me gritan, me susurran.

RMR—¿Estás contento entonces de haberla terminado, de haber salido de ese pueblo salvaje?

EG—Lo echo de menos, no te puedo mentir, y a veces me dan ganas de volver, de visitarlo de nuevo. No sé si podré salir de ahí del todo, siempre lo tendré dentro de mí.

RMR—¿Qué podemos esperar de esta nueva novela, es tan intensa como las dos anteriores?

EG—Prefiero que sea sorpresa, porque los lectores la tendrán, creo que no esperan lo que sucederá. Sí puedo adelantar que, a pesar de que es menos sexual y sangrienta que las dos primeras, que fueron tan llenas de sexo y de sangre, hay una escena en esta nueva novela en la que tuve que masturbarme tres veces mientras la escribía para poder calmarme. Esa escena me sigue excitando, me sigue inquietando, pero aún la disfruto, y sé que mis lectores también lo harán.

RMR—¿Piensas continuar publicando sin editorial?

EG—Por el momento sí. Llámalo rebeldía, pero no ego. Es más bien que me da tranquilidad. No me interesa llegar a todo el mundo, y te estoy hablando con mucha sinceridad. Sé que llegaré a quien tenga que llegar, que me leerá quien me tenga que leer. Escribo porque lo disfruto, y si hay alguien que me lee y disfruta de lo que escribo, me doy por servido. No vivo de la escritura y dudo que llegue a hacerlo. Te cuento incluso que hay una editorial que me ofreció publicar un tomo con la trilogía completa, una edición especial, pero no me gustaron sus condiciones, no me sentí cómodo, no les creí. Esta trilogía es muy especial para mí, y estoy contento con que siga siendo mía de manera exclusiva. No te digo que no vuelva a trabajar con alguna editorial alguna vez, pero no está en mis planes aún. Si quieres que te sea sincero, vendo mucho más por Amazon que cuando me publicaron las editoriales.

RMR—¿Qué planes literarios tienes después de esta trilogía?

EG—Pues disfrutarla, permitir a mis lectores que la lean, que se dejen empapar por el clima húmedo de la selva, por la intensidad de los personajes. Descansaré por un tiempo. Desde el 2007, cuando se publicó mi primera novela, no he parado de escribir, y llevo ya ocho novelas, tres libros de relatos y algunas cooperaciones en libros de diferentes autores. Haré como Cher o como Barbara Streisand, me retiraré por un tiempo mientras se gesta algo nuevo. Voy a aprovechar para ponerme al día con mi lectura y a disfrutar un poco más de mis amigos.

RMR—Muchas gracias Eduardo. Te deseamos mucho éxito con esta tecera entrega.

2 comentarios:

  1. Muchas felicidades Eduardo. Que sea todo un éxito

    ResponderEliminar

SOPHIA LOREN BIRTHDAY