martes, 30 de enero de 2018

La escuela coránica que protege a los transgénero

Este centro en Yogjakarta, en la isla de Java, es refugio de la comunidad LGTBI en un momento en el que arrecian los ataques contra ella en Indonesia

Según Human Rights Watch hasta 2015 el ambiente de Indonesia con la comunidad LGTBI era de tolerancia.Ver fotogalería
Según Human Rights Watch hasta 2015 el ambiente de Indonesia con la comunidad LGTBI era de tolerancia. RICCARDO PAREGGIANI
En el centro de la isla de Java, la principal del archipiélago indonesio, se encuentra la bohemia ciudad universitaria de Yogjakarta. La joya de la corona de una intensa actividad cultural alternativa, rica en bares, cafés, clubs, con una mirada en los modelos occidentales de vida. En la ciudad vive Shinta Ratri, una señora transgénero de 54 años, muy elegante y educada, líder de la única escuela coránica en el mundo por y para lesbianas, gais, bisexuales y transexuales (LGBT): la Pondok Pesantren Waria al Fatah.
Llegar a la escuela no es fácil. El edificio se encuentra escondido en un laberinto de callejuelas en un distrito remoto de la ciudad, cercano a la zona de los antiguos mercados. Ratri fundó este centro en su vieja casa con el fin de crear un lugar donde los waria, pudiesen rezar juntos, sin permanecer aisladas en sus casas. Waria es una palabra que combina los términos indonesios wanita (mujer) y pria (hombre), y se usa para definir a los transgénero. Esta comunidad ha perseguido desde hace más de una década el reconocimiento formal como tercer género además de la paridad a nivel religioso, en un ambiente cada vez más conflictivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

MUERTA EN LA BAÑERA/TRAILER 2