lunes, 21 de mayo de 2018

BOYBERRY MADRID 5º ANIVERSARIO


Boyberry Madrid; una parte de Madrid.
Aún lo recuerdo, era mayo. Quién me lo diría, Madrid, la Gran Ciudad. Yo, un loco aventurero, que decidió arriesgarlo todo y viajar para cumplir sus sueños. En el corazón de esa gran ciudad, ahí diría que me encontré con él.
Se me hacía raro; tan céntrico, tan accesible y tan llamativo. No pude evitar caer ante sus encantos, y entré. Le entré. No sé muy bien cómo fue, ni qué dije. Solo puedo recordar los nervios y el miedo a lo desconocido, pero el valor que me caracteriza y las ganas que tenía pudieron con todo.
Sé muy bien como era por dentro. Es de esas personas, de esas cosas, que con solo mirarlas las conoces. Así que decidí tirar para adelante. Decidí apostar y comerme el mundo, comerme su mundo. Y todo empezó… Al principio fue difícil, muy difícil. Ya sabes, competir con otros por ser el mejor, o al menos por destacar, es complicado. Pero no me importó. No quería ser el mejor, ni el más, solo me interesa llamar su atención. Vuestra atención. Así que comencé; obras y obras en mi cabeza para improvisar, para crear.  De mi cabeza pasó a la realidad. La verdad es que no podría haberlo hecho sin la ayuda de esa gente que me acompañó desede el momento número uno. Teníamos altas expectativas, para que mentir. Mi paso y el de mis compañeros por Barcelona había dejado el listón bien alto y de ahí no podíamos bajar. Así que comenzamos todo…
Nada más y nada menos que casi 400 m² por delante. Como había dos zonas, decidimos hacer cuatro espacios, más la entrada, claro está. No se puede mostrar todo desde el empezar, la magia es parte del encanto que me caracteriza.
Nunca podré olvidar el primer recorrido que di una vez creado todo lo que estaba en mi cabeza en la realidad. Entras a conocerme y ahí, de golpe y porrazo, un par de personas sonriéndome y encantadas de atenderme. Decidí tomarme algo y entré, no tenía tiempo que perder. A pesar de la poca luz que había y que hay, diría que todo se me iluminó, no sé si gracias a los 7 agujeros por los que pasa una tenue luz, o por ese leve azul que desprenden las luces. Al momento supe que ese sería mi plato principal. Siguiendo, me encontré con una zona para el descanso, para el relax. Un chill out que con el paso de los tiempos ha ido también cambiando a un espacio más íntimo con 4 cámaras con puerta cerrada. Si ya me llenaba aún más de valor, y decidía bajar las escaleras, lo que encuentro es increíble. Un pequeño salón, con un par de sillones enfrentados para descansar, o para que te descansen, y un lugar para perderse. Un espacio semi abierto, donde no se cuela casi nada de luz, y me permite soltarme un poco más aún si cabe. 4 cámaras más le siguen, con su puerta cerrada para dar intimidad a lo que pueda surgir y permitir así tranquilidad. Luego pensé “claro, ¿qué pasa si alguien no busca tranquilidad y privacidad?”, así que di en el clavo al poco tiempo: nada de barreras. Como lo oyen, el último espacio que soy capaz de descubrir en mi nueva vida es una sala, iluminada en un tono rojo que incita al deseo, con una gran cama y sofás para estar lo más cómodo y liberal posible.
No podía creérmelo una vez terminado todo. Una vez conocido, una vez explorado y una vez abierto. Hace de eso 5 años. 2013, cuando las cosas eran algo gris y el futuro incierto. Pero aquí sigo, aquí seguimos. Dándolo todo, esforzándonos por dar lo mejor que tenemos, aprender de nuestros errores y seguir.
Desde Boyberry Madrid te invitamos, el próximo 29 de mayo, a venir a celebrar con nosotros nuestro 5º aniversario. Solo te podemos decir que tendremos un ambiente inmejorable, cáterin y alguna que otra sorpresa que preferimos que descubran.

BOYBERRY BARCELONA
Empezar nunca ha sido fácil. Pero si tienes un hermano mayor –y qué hermano mayor- que ha hecho mucho por romper con tabúes, por cambiar la forma en la que tiene la sociedad de ver algo tan normal como es el sexo y por posicionarse como uno de los locales de referencia en el ámbito internacional, pues las cosas son mucho más fáciles. Si vas a Barcelona, es parada indispensable.

¿A QUIÉN NO LE GUSTA UNA FIESTA?
En Boyberry Madrid tenemos varias fiestas. Somos uno de los locales de referencia en Madrid por nuestro público, por nuestros económicos precios y por nuestra versatilidad –puedes venir tranquilamente a tomarte unas copas en un ambiente acogedor, o a disfrutar de la mañana, tarde y noche como bien sabes-. A todo esto súmale fiestas, ¡¡qué locura!! Todos los martes, para los chicos de hasta 30 años tenemos 2 x 1 en sus consumiciones. El segundo martes de cada mes, se le une la fiesta del apagón, donde la luz desaparece –aún más- y se ocultas más nuestros secretos. El 20 de cada mes es el día XL; si tienes 20 cm o más, tendrás 3 x 1 en tus consumiciones.
En Boyberry Barcelona también hay fiestas. Y menudas fiestas. 

Adolfo Moreno

No hay comentarios:

Publicar un comentario